viernes, 18 de abril de 2014

Experimento Filadelfia y Proyecto Arco Íris




Al comienzo de la década del 30 , el ing. NICOLA TESLA teorizó sobre la posibilidad de volver invisible un objeto mediante el manejo de ondas electromagnéticas longitudinales y transversales.
En 1939 el instituto de estudios avanzados de la Univ. de PRINCENTON , basándose en la teoría del campo unificado de Albert Einstein y las pruebas de Nikola Tesla realiza varios ensayos que tienen resultados positivos, haciendo invisibles pequeños objetos expuestos a campos electromagnéticos.
En 1943 la marina de Estados Unidos esta sufriendo tremendas perdidas en el atlántico norte en manos de submarinos alemanes,  por lo que recurren a la ciencia en busca de una solución.
El 28 de octubre de 1943 la marina de los Estados Unidos, realiza una prueba secreta en los astilleros navales de PHILADELPHIA y cuyos resultados que aparentemente fueron catastróficos, nunca fueron dados a conocer. Además la experiencia fue negada públicamente por las fuerzas armadas.
El barco utilizado en dicho experimento, fue el destructor escolta USS ELRIDGE (DE- 173) con toda su tripulación y oficialidad a bordo. En principio el experimento fue poner la nave bajo los efectos de un gigantesco campo magnético se usaron para ello generadores vibradores que se encontraban en el centro de la nave, en proa y popa todos ellos enlazados por una red enorme de gruesos cables. El fin era crear un campo magnético envolvente. Una vez estacionado el barco en medio de la bahía, se activaron los generadores y este se vio cubierto por una luminiscencia verdosa y neblinosa. Así lenta y fantasmagóricamente, la nave comenzó a desaparecer a la vista de las autoridades que observaban desde los muelles de la rada. Lo último visible fue su línea de flotación. De allí en adelante comenzaron a suceder fantásticos acontecimientos. Hubo servicios de la marina que informaron haber visto al buque materializarse a medias en la rada de NORFOLK en VIRGINIA a 640 kmts. de allí .El destructor apareció y desapareció en forma intermitente en varias bases y puertos, por ultimo seis meses mas tarde , la nave fue divisada en medio de una niebla al otro lado del continente , en la bahía de San Francisco a 4000 kmts. Aparentemente la tripulación había muerto horriblemente incinerada. Este buque experimental estuvo meses manteniendo oscilaciones e intermitentes apariciones y desapariciones, como si estuviese en las fronteras vibratorias de dos mundos. Según comentarios posteriores de los allegados y familiares, muchos de los componentes de la tripulación se tiraron al agua de la bahía. Algunos pocos se salvaron pero quedaron con consecuencias psíquicas por el resto de su vida.
En 1979, y ante las continuas peticiones de información de los investigadores, la marina norteamericana publicó una nota en la que afirmaba que no había tenido lugar ningún experimento de estas características, al considerarlo ‘totalmente imposible y que cae en el terreno de la ciencia-ficción’.
La marina norteamericana vendió el destructor a la marina griega, sirviendo hasta 1990. Un hecho extraño, y que siembra alguna duda, es que las páginas del cuaderno de bitácora desde su botadura hasta el 1 de diciembre de 1943 estaban cuidadosamente arrancadas. También resulta inquietante que la instalación eléctrica del barco presentase anomalías que sorprendieron a los técnicos griegos. También se reportaron incidentes menores, como desaparición de pequeños objetos, extrañas vibraciones o presencia de un halo verde, pero cabe la posibilidad de que fuera debido a la autosugestión provocada por la peculiar historia del barco.

Fuerteventura, 18 de Abril de 2014                                              

No hay comentarios:

Publicar un comentario